miércoles, 23 de febrero de 2011

Depresión


Una cosa es estar deprimida, otra tener depresión. No sé muy bien en cual de las dos zonas he caminado últimamente.

Se me acaba el paro en agosto, solo con el sueldo de Jose no podemos vivir, y toda la angustia que esto ha generado la he volcado en él. Me he sentido inútil socialmente por no conseguir un empleo, el que fuera. He pensado mil disparates.

Por suerte tengo amigos con cabeza, y Jose me ha terminado de asentar otra vez.

Ahora ya no lloro tan a menudo, creo que puedo lograr un trabajo, y tengo un poquito de esperanza asomando por el borde de la cajita ....

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada