sábado, 28 de diciembre de 2013

No dejando nada para después

Bueno, pues como quiero coger costumbre de escribir más a menudo, y no sólo cuando me quedo sin curro, empiezo esta entrada con un breve resumen de mi 2013.

Lo malo ya lo sabeis, así que me lo salto. A grandes rasgos recalco la pérdida de ayudas y curro, y la enfermedad de Kenzie (que se ha recuperado y muy bien).

Lo bueno: conocí a dos personas geniales, Paloma y Miguel, gracias a mi anterior curro. Son jugones como nosotros :) He retomado amistades que estaban en pause hace tiempo. He reencontrado otras que se han fortalecido en nuestros anteriores momentos de desgracia.
Y lo más importante, en un alarde de locura temporal, hemos adoptado un perro : D Se llama Ron, como el licor pirata, y tiene los ojos color miel. Es un solete de perro que quiere a todo el mundo. A veces no entiendo como hay gente que los abandona. Ron fue abandonado sin collar ni chip en Rivas, desnutrido. Ahora es un perro superfeliz.

Aquí le vemos en dos de sus lugares preferidos, el sofá y bajo nuestra cama cuando duerme :)




El año se acaba, y echo de menos a mucha gente, pero bichito felicidad, las raticas y el resto de mi familia me alegran los días. Queremos aumentar la familia, aunque sin una seguridad laboral no podemos pensar en ello siquiera.

Hemos visto crecer a nuestra sobri, más por foto que por otra cosa. Está sana y enorme :)

Y a nuestro alrededor tres amigos acaban de ser padres, dos nenas y un nene, todos sanotes y hermosos :)

Espero escribir algo más antes de fin de año, pero por si no fuera así, felicidades por dejar atrás el 2013 y haber sobrevivido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada